¿Cuál es mi vocación? ¿Qué puedo hacer para desarrollarla? ¿Las decisiones que estoy tomando favorecen al cultivo de mi vocación o me he alejado de ella? Por Lucelys A. Rodríguez Serrano

Para cerrar cada módulo del programa Jóvenes Ciudadanos, los participantes realizan un ensayo sobre alguna de las sesiones. Hoy compartimos el de Lucelys A. Rodríguez Serrano sobre Vocación, uno de los mejores ensayos del tema.

La vocación, cuantas definiciones tiene esta palabra, ¿Cuál es el significado de ella? La joven ciudadana Lucelys Rodríguez, lleva una vida que convirtió en vocación y servicio. La mayoría de sus sueños y metas, son guiados por la pasión y la motivación que la han mantenido de pie para seguir construyendo y no desfallecer, aunque las circunstancias se vuelvan complejas. 

Según el pintor y muralista mexicano, Rufino Tamayo “Es la vocación lo importante. Si uno tiene vocación, las cosas salen, y entonces la disciplina es la que forma a la persona. Hay que ser disciplinados, yo creo en la disciplina más que en nada, y creo en el trabajo mismo.”

Para esta joven venezolana, tu naces con tu vocación, es algo divino que te envía Dios desde tu nacimiento. La sigues construyendo en el camino, la alimentas, la persigues, te unes y te alineas con personas que van en tu misma sintonía. Esto hace que el camino que recorras, te siga conectando con eso que llevas por dentro y se vuelve tu única forma de vida, la más perfecta. 

El ayudar a otros, es la principal vocación de esta joven venezolana, que diariamente desde todos los espacios de acción donde hace vida, trata de ser luz para quienes están a su alrededor. A pesar de los tropiezos y lo complicado que puede llegar a ser trabajar con convicciones, con ética y fuerza de voluntad, en una nación que tiene tanta corrupción, falsos líderes, y muchos otros vicios que hacen que el camino que ella le toca recorrer sea más difícil cada día. 

¿Cuál es la vocación de la joven Lucelys Rodríguez?

Su vocación es el ayudar y servir. Ser voz, de quienes no tienen, por eso esta joven estudio para ser periodista, porque siempre quiso mostrar y ayudar a visibilizar las realidades de los más necesitados. También servir de portadora de buenas noticias para los demás. 

En ese camino, estudiando para ser periodista, encontró que la labor social, la hace feliz. Ayudar e involucrarse con las causas nobles de aquellos que necesitan una mano amiga. También descubrió que ama enseñar y ayudar en la formación de las jóvenes de comunidades vulnerables.

Desde hace algunos años, ha estado dedicándose a el trabajo social, desde muchas organizaciones, también desea tener su propia ONG en el futuro, y seguir formando a los jóvenes venezolanos, que tanto lo necesitan. Desde el año pasado, esta joven deseosa de mostrar la realidad venezolana al mundo, desde la otra perspectiva, comenzó a crear y dirigir documentales de investigación, donde experimenta y pone en practica su pasión por el periodismo sin dejar de lado su enfoque social.

Esto la llevó a conocer personas que trabajan por Venezuela, desde varios espacios, con pocos recursos, pero los más necesarios, como el respeto, la tolerancia, y el amor por le prójimo.  

Según un concepto japonés, conocido como Ikigai, todos tenemos y debemos conseguir “la razón de vivir” o “la razón de ser”. Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai.

Lucelys, al encontrar su vocación y sentir que nació para eso, logró conseguir fácilmente su Ikiga, esa razón que la mantiene esperanzada y con fuerza de voluntad para seguir construyendo ese mañana que será el resultado del esfuerzo que hace hoy. 

¿Qué está haciendo la joven Lucelys desarrollar su vocación

Ella diariamente, intenta seguir preparándose en distintos temas que la ayuden en el trabajo de activismo social, movilización, construcción de ciudadanía, labor social, impartir formación a niños jóvenes venezolanos, y descubrió que permanecer en movimiento la hará vivir siempre con una nueva inspiración. Teniendo siempre un nuevo motivo por el cual luchar. 

Para desarrollar su vocación, la joven Lucelys, práctica desde hace algunos años la resiliencia, la fuerza de voluntad, el trabajo en equipo, las distintas formaciones, y mantiene firme su fe. Ella considera que la vocación, ese deseo que te llama para hacer eso que te alimenta el alma, se va desarrollando con las buenas acciones que realices diariamente. 

En el camino, ella se ha rodeado de personas que le han sumado a su vida. Descubriendo así que mientras trabajas con disciplina, amor, y responsabilidad, las buenas acciones vienen junto a personas maravillosas, que son parte de ese camino que es el correcto. 

¿Las decisiones que esta tomando la joven Lucelys favorecen al cultivo de su vocación o la han alejado de ella? 

Esta joven, se ha mantenido firme en su vocación y en la búsqueda de todas las maneras posibles para mejorarla. Diariamente la mayoría de sus acciones van de la mano al servicio. 

Ella tiene mensualmente, una visita a un refugio de personas de la tercera edad, donde hacen comida para mas de 120 abuelos y abuelas, en situación de extrema pobreza, esta actividad la organiza con amigos y familiares. La realiza desde el mes de febrero de manera continua.

También trabaja como voluntaria en una ONG que brinda formación en materia de construcción de democracia y ciudadanía. De igual forma, es una de las principales líderes comunitarias de una organización que trabaja por las niñas y jóvenes venezolanas. 

En los próximos meses, estará dirigiendo un nuevo documental que va a mostrar sobre las nuevas formas de turismo sustentable en la isla de Cubagua en el estado Nueva Esparta. Su ideal con este trabajo, es llevar un mensaje de nuevas formas de empleo y sostenibilidad en nuestro país. Mostrando los rostros de esos ciudadanos que siguen de pie para reconstruir a Venezuela, sin importar cuantas veces se caigan, se levantan y siguen por sus sueños. 

Las acciones de ella hoy, y las de mañana, todas van de la mano con un mismo objetivo, y con una misma visión; aportar a su país y sacar de cada situación difícil, una nueva posibilidad para avanzar como nación.

Independientemente de las circunstancias a las que ella se enfrente, mantendrá sus convicciones, y sus acciones seguirán favoreciendo ese camino que ha venido transitando desde hace algún tiempo. 

El escritor Frances Stendhal “La vocación es la felicidad de tener como profesión la propia pasión”.