Ideas: un faro en medio de la tormenta por César Báez

Para cerrar cada módulo del programa Jóvenes Ciudadanos, los participantes realizan un ensayo sobre alguna de las sesiones. Hoy compartimos el de César Báez sobre Ideologías, uno de los mejores ensayos sobre el tema.

El debate político está muy extendido en la sociedad. Siendo o no conscientes de ello, la mayoría de las personas, a un nivel muy simple, son filósofos políticos. En sociedades democráticas se espera que los ciudadanos tengan opiniones sobre una amplia gama de cuestiones que, ya sea directamente como individuos o colectivamente como ciudadanos, afectan a sus vidas. Incluso a un nivel sencillo y poco sofisticado, los ciudadanos tienen preferencias sobre las formas de gobierno, la libertad, la igualdad y los derechos, el rol del Estado en la sociedad, lo «democrático» que es el propio sistema político, los niveles adecuados de gasto público, etc. 

La forma de pensar sobre estos y otros muchos temas estará influida por el tipo de creencias ideológicas que se llevan en la cabeza, producto del condicionamiento social, experiencias vitales y reflexiones sobre ellas, el sitio en el que se vive, el nivel educativo y e inclusive la clase social con la que se siente identificado. Las deologías están asociadas a las estructuras de poder. Los políticos buscan el poder, por lo que su ideología, así como las circunstancias sociales, económicas y políticas del momento, influyen en lo que hacen con ese poder cuando lo han conseguido. El uso del poder siempre se produce en un marco de ideología. La política moderna sólo puede entenderse adecuadamente por referencia a grandes movimientos ideológicos como el conservadurismo, liberalismo, socialismo, fascismo, y demás. 

Entonces, se plantea en algunas ocasiones que las ideologías políticas son obstáculos o límites para el accionar político. En ocasiones, actuar conforme a una ideología evitaría tomar decisiones “pragmáticamente”, en el sentido de que sean decisiones acordes a una necesidad determinada. Por otra parte, el otro extremo de suprimir las ideologías también deja al ejercicio del poder político con un vacío ¿hacia dónde se va a dirigir la acción si no se tienen ideas claras? De modo que el refuerzo de las ideologías permite tener un escenario claro, un análisis realista sobre una situación, cuando son la base para la acción. La coherencia entre lo que se piensa y lo que se dice es un faro que ilumina el camino y permite saber hacia dónde vamos.