JÓVENES CIUDADANOS: Descubriendo mi vocación política

Para cerrar cada módulo del programa Jóvenes Ciudadanos, los participantes realizan un ensayo sobre alguna de las sesiones. Hoy compartimos el de Adrián Andrés Maldonado León sobre Proyecto de Vida y Vocación de Servicio, uno de los mejores ensayos del tema.

Descubriendo mi vocación política

Para desentrañar nuestra vocación como ciudadanos debemos precisar su concepto deriva del latín voco lo que significa el llamado hacia algo, esta debe ser entendida como el interés y capacidades de una persona para realizar una actividad determinada, de esto modo concluimos que todos nosotros debemos tener la vocación para trabajar en nuestras metas, sin embargo muchas veces no conocemos o nos encontramos confundidos acerca de cual es nuestra verdadera vocación.


Antes de dar respuesta a las interrogantes del ensayo, he de precisar ciertos aspectos de mi persona para determinar mi vocación. Mi nombre es Adrián Maldonado, soy Abogado y MSc en Derecho mercantil egresado de la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín, me dedico a brindar asesoría jurídica y comercial para el diseños de estrategias y cumplimientos de normas relativas al funcionamientos (compliance officer) de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), de igual modo soy asesor en materia de migración para venezolanos y extranjeros que desean invertir en Venezuela y consultor en materia de Asilo por persecución política, religiosa o raza; en el ámbito político actualmente soy activista del partido político Voluntad Popular Activista, desempeñándome en el cargo de Coordinador Político de Juventudes en el Municipio Maracaibo del Estado Zulia.


Al revisar las actividades en la cuales me desempeño se deduce que mi vocación está orientada a lo público, específicamente a la política, considerándola como una aspiración humana de trascendencia que se concreta en una serie de actividades tendientes a asignar y decidir fines y objetivos colectivos. De igual modo precisando que la política debe ser visto como el arte de servir al colectivos, el proceso mediante el cual un grupo de ciudadanos tienen el deber de representar y servir los objetivos del colectivo.


En este punto he de precisar una serie de hitos o eventos personales que ha forjado mi vocación. He crecido en un hogar de una familia de clase media, el hijo menor de cinco hermanos, por consiguiente mi familia siempre me ayudo y daba consejos acerca de cómo debía de actuar por mi bien y beneficio propicio, el primer recuerdo que atesoro es a mi hermana mayor ayudándome e impulsándome a obtener mayores calificaciones en mi primer grado de educación básica, este gesto de su parte me dio un amor especial por la educación y deseo de superación personal lo que me permitió participar en varios eventos y competiciones educativas.


Esta enseñanza marcaria mi vida a partir de ese momento, en bachillerato ocurrió una situación similar, pero en este momento era mi persona quien se ofrecía ayudar y estimular el aprendizaje en mis compañeros de clases, incluso los ayudaba con sus problemas personales, tratando de buscar soluciones para todas las partes. En este punto descubrí que me apasionaba y sentía gran alegría al ayudar a otras personas, así como la alegría que sentía cuando mi familia me ayudaba a mí.


Siguiendo con el relato, seria en la universidad donde recibiría el llamado a mi vocación de manera definitiva, cursaba mi segundo trimestre de la carrera, cuando ocurrieron unas serie de eventos nacionales que me hicieron voltear mi mirada sobre la importancia de contribuir con los asuntos públicos del país, dicho evento seria el movimiento denominado “La Salida” liderado por el líder opositor Leopoldo López y otros líderes. A raíz de este evento junto con otros compañeros fundamos el MovestURBE en este periodo de tiempo descubrí la importancia de contribuir como ciudadanos a la restauración del hilo institucional de la república, deduciendo que para lograrlo era necesario la formación ciudadanas de los Venezolanos, por ello en mi tiempo dentro del movimiento propicie la creación de una serie de programas de formación política y ciudadana para la población estudiantil. De esta manera ejercía cabalmente mi vocación de ayudar y servir a través de impartir la formación ciudadana y contribuir en los asuntos públicos de nación como estudiante.


En el 2015 me integre formalmente a las filas del partido político Voluntad Popular Activistas, y una vez culminada mi carrera universitaria me avoque a trabajar en la comunidades del municipio Maracaibo, impartiendo como principios y valores fundamentales la formación cívica de los ciudadanos y la importancia que tienen todos los venezolanos de involucrarse en los asuntos públicos de manera directa o indirecta, al igual que fomentar una cultura de ayuda comunitaria, impulsando acciones sociales desde la comunidad para la comunidad.


De este modo es que he encontrado mi vocación, la cual puedo decir que una vocación se servir a los demás, específicamente una vocación para ser político, por lo cual podemos expresar que el político por vocación debe ser capaz de conciliar la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad y debe poder actuar con pasión ardiente, pero, al mismo tiempo, con sentido de la proporción, es decir, con la capacidad de degustar la realidad con recogimiento interior y con
tranquilidad.


Asimismo para dar respuesta a la siguientes interrogantes puedo confirmar que me encuentro orientado a seguir cultivando mi vocación política, siendo integrante e diversas ONGs como Un mundo sin mordaza, Red joven Venezuela, Aglojoven, entre otras lo cual me ha permitido nutrirme de valores cívicos que he compartido con las personas que he podido conocer a lo largo de mi vida y quehacer político. Sé que aún me falta un largo trecho por caminar, pero estoy completamente seguro que las accione que he realizado y estoy realizando me llevaran hasta la meta, de igual forma no me encuentro solo hay miles de jóvenes en Venezuela que hoy se han interesado en la política y compartimos un arraigo por ver una Venezuela libre, y juntos nos apoyamos para lograr ese sueño.


Para concluir quiero colocar una frase que leí hace mucho tiempo y aun hace eco en mi mente para que, solo se necesita que los hombres buenos no hagan nada esta frase le doy el siguiente significado: en Venezuela la política es controlada por personas malvadas y es deber de todos los venezolanos, tanto jóvenes como adultos sin distinción de género o cualquier otra índole, rescatar los valores ciudadanos y lograr la transición del sentido de la política venezolana, donde un grupo de persona lo perciben como el mecanismo para lograr sus fines propios y egoístas, y darle de nuevo a la política la visión del arte de servir al colectivo. Estoy plenamente convencido que lo lograremos, lo único que necesitamos para que el bien triunfe es que, nosotros, los ciudadanos de bien ejerzamos nuestra soberanía a través de una solidad cultura ciudadana.