Quien fracasa en la planificación, planifica su fracaso

Para nuestra cuarta sesión académica de la IV Cohorte de Haz lo que eres, Planificación Estratégica, tuvimos el placer de estar con el abogado y  fundador de 1000 y un ideas, Carlos Vargas, con el que aprendimos a cómo elaborar un esquema de pasos secuenciales para impulsar al desarrollo pleno de un proyecto personal en el ámbito laboral.

¿Qué significa planificar estratégicamente?

Al planificar estratégicamente se nos facilita tomar en cuenta infinidades de detalles que suelen pasarse por alto, pero que poseen un gran valor de impulso para lograr una meta.

         Antes de que comencemos a “construir” es necesario que tengamos fuertes nuestros “pilotes” –elemento esencial entre los lineamientos estratégicos-. “Jamás alcanzarás algo sino tienes consciencia de lo que tienes previamente” nos comentaba Carlos. Es la compresión del dónde estamos (análisis situacional) con el dónde queremos estar (objetivos estratégicos) en el ámbito personal como nivel fundamental.

         Luego, en el nivel empresarial, debemos aplicar estos mismos pasos pero aquí tienen otras calificaciones: los valores (con los que la empresa convive), la visión (hacia dónde se dirigen), misión (motivo por el cual trabajan) y objetivos (a dónde llegar).

         Identificar más allá de los aspectos positivos a los que nos dirigimos sino también las adversidades y contrariedades, para eso, Carlos nos recomienda la reconocidísima matriz FODA que se basa simplemente en que tengamos claro nuestras Oportunidades (en el ámbito laboral externo a nuestro proyecto), Amenazas (en el ámbito externo a nuestro proyecto), Fortalezas (intrínsecas en nuestro proyecto) Debilidades (intrínsecas en nuestro proyecto).

Matriz FODA + Las estrategias

Carlos nos comentaba que durante sus estudios sobre el tema de la planificación estratégica aprendió a ejecutar la matriz FODA en conjunto con las estrategias, así sería tal unión:

         El primer cuadro de la izquierda agrupa las Oportunidades +  Fortalezas (llamadas ofensivas), al estar posicionados en esta, nuestro proyecto tiene la oportunidad de generar beneficios e impulsarse en una mejora continua.

         El segundo cuadro de la izquierda agrupa las Fortalezas + Amenazas (llamadas defensivas), al estar posicionados en esta, nuestro proyecto se enfrenta a una amenaza a la cual debemos hacerle frente con aquellos elementos que son nuestra fortaleza y de los cuales tenemos control.

         El primer cuadro de la derecha agrupa las Oportunidades + Debilidades (llamadas adaptativas o de reorientación), al estar posicionados en esta, nuestro proyecto necesita de una reorientación o adaptación para mantener existente las posibilidades “vida” dentro de este.

El segundo cuadro de la derecha  agrupa las Amenazas + Debilidades (defensivas o de supervivencia), al posicionarnos en esta, nuestro proyecto necesita que nos diversificamos para la supervivencia, el enfocarse en otras metas y planes pues tanto factores internos como externos han resultado negativos.

El diamante de Porter

El Diamante de Porter consta de un valor extraordinario al momento de evaluar la competencia que tiene nuestro proyecto y los diferentes estímulos externos que puedan afectarle.

1. Nuevos competidores: ¿Qué tan difícil que una persona piense en crear lo mismo que hemos pensado? Carlos propone generar un beneficio diferenciador que estarían creando una barrera de entrada.

2. Clientes: ¿Qué tan dependientes somos a nuestros clientes? ¿es una necesidad básica elegirte o pueden discernir? Debemos equilibrar el poder que tiene el cliente para comprobar mis políticas.

3. Producto sustituto: ¿qué tan difícil es que haya un proyecto sustituto que ofrezca el mismo producto? Hay distintas barreras que podrán ayudarte según Carlos en esta campo: la calidad, el precio y la exclusividad que tenga dicho producto; también, el poseer el componente subjetivo o emocional es de suma importancia.

4. Proveedores: ¿Qué tanto poder tienen nuestros proveedores? El análisis de la disponibilidad de transporte y movilización de nuestro producto en nuestro proyecto es relevante, por ende, debemos de considerar mantener en armonía esta sección con el poder de la negociación con nuestros proveedores.

Así, Carlos nos brindó herramientas muy valiosas para aplicar y desarrollar una planificación estratégica a nuestros proyectos.